martes, 7 de octubre de 2008

THARSIS, ¡BYE BYE!


Hace unos días nos comentaban que el pasado mes de Septiembre habían contabilizado la salida de Tharsis de, al menos, 25 personas. No es estadística fiable, solo la de alguien que ha observado los vecinos y conocidos que han decidido emigrar. Parece ser que la mayoría de desplazamientos se producen en dirección a la capital y que el motivo, como es de suponer, la imperiosa necesidad de buscar trabajo. Nos traía a la memoria esta conversación otros tiempos ya vividos en Tharsis, que al igual que ahora, significaron la salida de jóvenes o familias enteras en busca del futuro que aquí no podían encontrar. Nos decían que las crisis producidas en la minería se saldaban con desplazamientos a Madrid, Barcelona, o Alemania; ya que en el pueblo no existía otra alternativa a la mina. Pero la gran crisis de los 70, que acabaría con el cierre definitivo en los 90, dejó toda la capacidad de maniobra en los agentes sociales: Unos Ayuntamientos democráticos, unos sindicatos fuertes y organizados con conexiones en el poder político, y unas competencias autonómicas con gran capacidad de gestión.
Se reivindicó en aquella época, con fuerza y violencia, el mantenimiento de la actividad minera y de los puestos de trabajo. Reivindicaciones muy justas y solidarias, pero chocaban con la realidad del mercado. Y es que no se puede subvencionar por siempre una materia prima que vale muchísimo menos en el libre mercado. Ni obligar a nadie a utilizar tu pirita, cuando a partir de subproductos del petróleo, mucho más barato y menos costosos de manipular, se llega a obtener un mejor producto.
Esto, que lo vieron por activa y pasiva las autoridades democráticas de la época: alcaldes, sindicalistas, consejeros, y políticos; no lo quisieron o supieron gestionar. No aprovecharon las circunstancias para reclamar y atraer a esta zona alguna otra actividad distinta a la minería, que ya tenia los días contados.
Se puso el énfasis en dejar pensionados lo mejor posible a los últimos, pero en atraer otro tipo de industria no parece que se esforzaran.
Bueno, sí, algo se consiguió de aquella crisis. Tenemos un Geriátrico, donde aún trabajan algunos de los que dejaron la mina. Y tenemos varias hectáreas de cítricos; pero en el trueque también nos han colado dos vertederos, uno de residuos tóxicos y peligrosos, y otro de compostaje; donde a cambio de algunos puestos hemos soportado bastantes humos y malos olores debido a la proximidad de la población. Y cientos de toneladas de residuos de cenizas, desparramadas por las antiguas escombreras de la Compañía. En definitiva, políticos de altas miras.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

El alcalde este corrupto va hacer bueno a Manuel Sández.La que tiene liada el maestro escuela.

Anónimo dijo...

Si te refieres al reportaje del Mundo, ya lo lei, al final Juan Jaldon se quedarasolo y lo mangonearan.Es lo que pasa en Tharsis

Miguel dijo...

Vendran más Juanes,la bola cada vez se hace más grande y aunque ahora quieran echarle a la gente encima al final el mal nunca triunfa.

Anónimo dijo...

Pues nada, seguir mirando como este "caballerete" sigue engañando y abusando de su poder para su beneficio personal mientras los demas sois meros espectadores. Claro, que si ha todos nos tocara un poquito, seguramente estariamos mas unidos, pero como es al vecino..!!vaya pais!! Al final tenemos lo que nos merecemos

Anónimo dijo...

THARSIS TIENE LO QUE SE MERECE

Anónimo dijo...

vaya poca vergüenza tiene ese alcalde que teneis en Tharsis, a veerrrrrr si viene alguien y hace que se le caiga el pelo

Abraham dijo...

Hola, tengo ganas de instalarme y vivir en Tharsis pero veo como van las cosas. Mi pregunta seria, si el lugar seria bueno para mi mujer mi hijo de 8 meses y yo? Me encanta el pueblo y no me importa de travajar en Huelva y tener que hacer el viaje todo los dias,(Es el precio para vivir en un lugar tan magnifico) pero es el futuro de mi hijo y de su salud... Que Ago!