jueves, 18 de septiembre de 2014

Recordando a José Alfonso. 1ª Parte

 


En la hemeroteca del periódico La Higuerita hemos encontrado varios artículos sobre nuestro estimado y homenajeado paisano José Alfonso. Publicaremos esas referencias junto a dos poemas deconocidos para la familia, según nos  confirma su nieto Pepe Arenas con quien nos hemos puesto en contacto.

En su libro: “Estampa sentimental del retorno”, queda recogida la gira que el matrimonio realiza por distintos pueblos de la provincia para reunirse con los familiares después de 43 años de ausencia. 

En su visita  a Isla Cristina, donde reside su cuñado Casimiro Márquez Buitrago, José Alfonso aprovecha la ocasión para dirigirse a la redacción de La Higuerita y departir con su director, D. Juan Bautista Rubio. De esta entrevista surgirían varias colaboraciones que José Alfonso envió desde Argentina. Hemos encontrado dos, pero seguramente fueron otras más.

Nos llama la atención la grata impresión que le causó al director la entrevista con José Alfonso, y que propició la publicación de varios de sus escritos.

Os dejamos en primer lugar la referencia que hace José Alfonso a esta visita a La Higuerita y la posterior opinión que le merece este encuentro al director, publicado en 1954.

"...fuimos mi mujer y yo, en compañía de nuestra sobrina, a ver los hermanos de Is­la Cristina, y pasamos allí toda una tarde. Encontramos a Casimiro, mi cuñado, ocupado en su trabajo, ante el vo­lante de un gran camión de carga, que él manejaba con la destreza adquirida en muchos años de trabajo, y a Luisa, su hermana, en la casa de una familia conocida.

Dejaron  sus ocupaciones luego y, todos juntos, di­mos un largo paseo por las calles de aquel pueblo marinero, saturadas del olor característico de la pesca, y pasamos también por la redacción  del periódico local, don­de su anciano director nos recibió cordialmente, depar­tiendo conmigo unos momentos.­- "
 
 
De América  (Publicado en La Higuerita)

Procedentes de Buenos Aires (República Argentina) nos ha sido muy grato saludar en nues­tra Redacción a don José Alfon­so Delgado, culto publicista (de nacionalidad española) que tras 40 años de ausencia de esta su patria, torna a ella con la fina­lidad de revivir recuerdos, sa­ludar a los suyos y despedirse de ellos para siempre, así que regrese a América en el mes de Septiembre.

Se hace acompañar en su viaje, de su distinguida esposa doña Ildefonsa Márquez Buitrago, y juntos, este ya venerable matrimonio, se han atrevido a cruzar el charco, movidos del amor a la tierra que les vio nacer.

No son de Isla Cristina: Ella es de Calañas y él de Tharsis; pero la circunstancia de tener aquí a sus familiares: doña Luisa y don Casimiro Márquez, motivaron su viaje a nuestra ciudad. Por cierto, que viene —desde Ayamonte—con ellos su sobrina Manolita Márquez, encantadora señorita.

Don José Alfonso, con quien conversamos extasiados nos atrae con el relato de su viaje al terruño. Es hombre locuaz y se aprecia en él relevantes dotes periodísticas.

Nos impresiona su breve re­lato sobre que soñaba—y lo ha realizado—que al llegar a su pueblo encontraría manifes­taciones modernas; pero aquella fuentecilla donde bebió de niño; aquel picote donde se fu­mó el primer cigarrillo; aquel canto de casa donde sintió los primeros amores... ¡no habían cambiado!

A bien que es su esposa, aquella que fue elegida en su mocedad y que al marchar él a América y colocarse con buen pié, matrimonió por poderes con la elegida de su corazón, mar­chando a poco ella a su lado, sola y decidida, siendo mujer criada y educada a la antigua sin resoluciones decididas.

El Sr. Alfonso nos ha pro­metido algunas cuartillas, im­presiones de su viaje, las cua­les merecerán nuestro mayor aprecio.

Sean bien venidos a la Madre España estos venerables espo­sos y vayan para ellos un sa­ludo cordial  y afectuoso.

El Director.   

Continuará…

jueves, 11 de septiembre de 2014

La Sección Femenina en Tharsis

 


Hemos reunido las fotos que tenemos del día de la clausura para realizar el vídeo que os dejamos. Creemos que la clausura fue en la segunda quincena de Diciembre y como se aprecia, con afluencia masiva de público. La verdad es que a la juventud, por aquellas fechas, el otoño y el invierno nos  resultaban algo mortecinos y cualquier acontecimiento que cambiara lo rutinario nos parecía estupendo. De esto quizás hablemos en otra ocasión, pero desde mediados de los sesenta ya abandonaron el pueblo algunas familias, y lo abandonarían otras más en los años siguientes. Ni la medalla conmemorativa del millón de toneladas despejaba el futuro de la actividad minera.

También recordamos que el Club Juvenil estaba en proyecto, y se inauguraría al año siguiente. Marcando una nueva etapa para la juventud que ya hemos expuesto aquí.

El diario Odiel daba cuenta del acontecimiento varios días después, con la crónica que os adjuntamos.

Hemos incluido la música del tanguillo que tantas veces escuchamos en los ensayos del grupo de baile.  Que os guste y a disfrutar.

    
(crónica del Odiel)

"Durante tres meses ha esta­do establecida en la localidad minera de Tharsis una cátedra de la Sección Femenina que se clausuró días atrás. Asistieron a la demostración fin de curso el delegado provincial de Juventudes en representación del Gobernador civil, y don Joa­quín Maján por Sindicato; la delegada provincial, secretaria y mandos de la Sección Feme­nina, y el alcalde pedáneo de Minas de Herrerías —donde también estuvo establecida la cátedra anteriormente— junto con el ingeniero jefe de la Compañía minera, los dos con sus esposas. Además, natural­mente, las autoridades locales de Tharsis.

Durante los tres meses, ade­más de las enseñanzas genera­les de cultura, educación físi­ca, labores, cocina, danzas y demás, las chicas de la Sec­ción Femenina dirigieron dos importantes cursos, que merece la pena destacar por su importancia: uno de socorrismo y otro de madres ejemplares. En la ceremonia de clausura las alumnas pequeñas hicieron una tabla de gimnasia, un cuento gimnástico, danzas y coros; las mayores también hicieron demostración de una tabla de gimnasia y colabora­ron en una danza mixta. Se repartieron los premios de co­cina y los invitados visitaron la exposición en la que pudie­ron contemplar un belén vi­viente, en su detalle del por­tal con las figuras principales encarnadas por chicos del pueblo.

Indudablemente la Sección Femenina se ha anotado un nuevo éxito con esta cátedra clausurada ahora. Y se ha lle­vado el agradecimiento de la noble localidad de Tharsis."

jueves, 4 de septiembre de 2014

SEPTIEMBRE 2014


 
Pues aquí estamos de vuelta. Esperamos que os vaya bien. Que al final del verano sea el comienzo de una nueva etapa mejor para todos.  Aunque lo que ocurre por aquí y por ahí sea de preocupación. En lo cercano los políticos nos vuelven a dar otra dosis de desvergüenza y latrocinio con el muy “honorable” Pujol y su familia.

Lo del ébola también preocupa. Aunque se habla de control y terapéutica, quienes han convivido con personas infectadas no lo tienen nada claro.

Los seguidores de Mahoma siguen en la Edad Media para imponernos sus creencias con terrorismo y asesinatos. Lamentable la trayectoria del califato "Estado Islámico"  en Irak.

Vamos a lo nuestro. Estamos preparando hacer un vídeo con fotos de los años sesenta. Por este mes de Septiembre, pero hace 46 años, acude a Tharsis un grupo de la Sección Femenina, que durante tres meses organizan una serie de actividades con los jóvenes de entonces. El Curso se clausuró el mes de Diciembre de 1968 con gran afluencia de público. Tenemos algunas fotos que ya expusimos en Tharsis, pero nos  comentaron que se hicieron otras muchas. Desde aquí os invitamos. Si tenéis fotos de aquel curso de la Sección Femenina, que se celebró entre Septiembre y Diciembre y las queréis compartir, nos la enviáis y las añadimos al vídeo que estamos montando. La mayoría de las nuestras son de los componentes del grupo de baile, pero hubo otras actividades de las que no tenemos fotos.

jueves, 3 de julio de 2014

FELIZ VERANO


 
Mes de Julio, veraniego por excelencia. Muchos de vosotros estaréis de vacaciones, que es lo que vamos a hacer nosotros desde hoy, despedirnos hasta el mes de Septiembre que volvamos por aquí.

La semana próxima se celebra la Velada, y al igual que viene ocurriendo de unos años para acá, el público se divide entre el recinto habitual, con carpa, orquesta y espectáculos; y la Plaza del Minero, donde acudirán "discotecas ambulantes" y correrá el botellón.

No parece que esta fiesta, ni otras, vayan a decaer por falta de presupuesto.  Ya lo confirma el alcalde D. Lorenzo Gómez, que fue “escogido” para demostrar con creces la capacidad de gestión y buena administración del Ayuntamiento. Y quien lo dude, que se pregunte como él: "¿Qué sucedió con el dinero que se obtuvo de la venta de la chatarra del ferrocarril?"

Pues eso, lo mismo tienen fondos para financiar fiestas hasta el 2040. ¡O más!
 
Feliz verano a todos.

jueves, 26 de junio de 2014

EL PINO DE SAN JUAN ALEGRE


Aunque del calendario festivo de Tharsis han ido desapareciendo algunas celebraciones que antaño fueron muy concurridas, las que permanecen y  se mantienen en el tiempo han cambiado con el transcurso de los años. Otras han perdido su relación o justificación con sus comienzos.
Así, la Velada, celebración lúdica por excelencia, organizada por y para los trabajadores de la "Compañía";  ha perdido casi toda su justificación, manteniéndose, si acaso, la fecha de su celebración.
Santa Bárbara sin embargo ha adquirido más protagonismo. Celebrándose en dos épocas distintas. Siendo la relacionada  con la actividad minera  la que ha cedido protagonismo a una 2ª celebración más colorista y multitudinaria, escogida al azar y  adaptando el calendario.
Los seguidores de “La Peña” ya son mayores, y no están para peregrinar a la vieja usanza.
San Benito, con ser de las más antiguas, tampoco tiene mucho predicamento. En el recuerdo quedan los chiringuitos que se ponían por el pueblo.
Del Corpus Christi recordamos la marcha que se hacía desde la Escuela Grande a la Iglesia, a las órdenes de Doña Pepita.
Había otra celebración que hasta los años 60 contaba con gran participación de público, San Juan Bautista. El pino de San Juan, al igual que otras celebraciones, pudo surgir por quienes, desde los pueblos cercanos, se desplazaron a Tharsis para trabajar en la mina.
Esta celebración, que sigue teniendo su importancia en Alosno, entre nosotros ha perdido interés, y si se mantiene en el recuerdo es a duras penas, pero poco que ver con las celebradas en los años 60, donde la participación en el cante y en el baile era muy numerosa.
El baile del pino se desarrollaba en círculo, alrededor de un poste medio engalanado con plantas. Conforme se agregaban más participantes, más se ensanchaba, desplazando a los espectadores que no querían participar. La noria que formaba el público se ponía en movimiento con los versos que interpretaba alguien, rápidamente acompañado por otras voces  y panderetas. El protagonismo era de las mujeres, muchas casadas, que seguían la tradición de madres y abuelas, de quiénes aprendían la letra y el tono del cante.
Era el estribillo el que se bailaba. Paraba la noria y se bailaba  levantando los brazos y dando la cara alternativamente a quien tenias por delante y por detrás. El estribillo solía ser repetitivo, unas veces comenzaban con "ole ole" y otras con "eco eco".
Había mucha más variedad en los versos que precedían al baile, incluso alguna letrilla hacía referencia al trabajo en la "Compañía".  Terminado el estribillo,  el círculo se ponía en marcha escuchando o acompañando una nueva estrofa; y vuelta a parar bailando el mismo estribillo las veces que hicieran falta.

En la juventud, que siempre se aprovecha cualquier celebración para el galanteo, la oportunidad de ponerse cara a cara bailando la aprovechaban los jóvenes para intercalarse en la parte del círculo donde estaba la jovencita deseada. Aunque esta, cuando no le agradaba el pretendiente, cambiaba igualmente de sitio.  

Estas son algunas letrillas recopiladas,  aunque antiguas, muy recordadas.

El día 13 de Junio,
San Antonio es el primero,
el 24 San Juan,
y el 29 San Pedro.

     *******                                        
La mañana de San Juan,
levántate tempranito,
y verás en tu ventana,
de hierbabuena un ramito.

      *******
Día de San Juan alegre,
día triste para mí,
porque Juanito se llama,
la prenda que yo perdí.

      *******
Me han dicho que siembras,
calabazas para mi,
y yo ya las tengo
con flores para ti.

     *******
Dicen que van a poner,                   
vino en la maquinaria,                               
para alegrar las horas,                         
horas extraordinarias..                     

     *******
San Pedro como era calvo,
le picaban los mosquitos,
y su madre le decía,
ponte el gorro periquito.

       *******

ESTRIBILLOS
Ole ole por dónde vas a misa,
ole ole que no te veo,
ole ole por el "empedraillo",
ole ole que han hecho nuevo.               

         *******
Eco eco tengo un chaleco,                                                   
eco eco de tira bordá,                                                               
eco eco yo no me lo pongo,                                                 
eco eco hasta San Juan.

        *******                    
Ole ole que no me des calabaza,        
ole ole que no las quiero,
ole ole que ya las comí,
ole ole cuando salí de casa.

jueves, 19 de junio de 2014

GUARDAFRENOS


 
La inauguración del ferrocarril de Tharsis, en Febrero de1871, supuso un  revulsivo económico en una zona, el Andévalo, que había iniciado ya su particular “revolución industrial” con la explotación de la minería durante siglos abandonada. Aunque pocos meses antes se había inaugurado el del Buitrón-San Juan del Puerto, sí es cierto que esta nueva actividad había de requerir nuevos oficios a unos trabajadores faltos de experiencia.

El foco de atracción laboral iniciado desde 1853 con la llegada de Ernesto Deligny, se incrementó notablemente para nuevas habilidades, las requeridas para el transporte del mineral hasta Corrales. Si  en una primera etapa el trabajo estaba centralizado principalmente en el desmonte y acarreo del mineral, al ponerse en macha el segundo ferrocarril minero de la provincia hubo necesidad de contar con maquinistas, fogoneros, guardagujas, y cuadrillas de empleados en la reparación y conservación del trazado. Tareas desconocidas para una población ocupada en la agricultura o el pastoreo.

Como ya relatara Checkland, el ferrocarril fue la causa de más siniestralidad en la Compañía de Tharsis. Y uno de los oficios más peligros fue sin duda el de guardafrenos.

Su trabajo consistía en frenar y desenfrenar el convoy de vagones cargados de mineral. En su continuo transitar entre Tharsis y Corrales, o desde la Zarza posteriormente, fueron adquiriendo experiencia y aprendieron los desniveles del terreno, que dependiendo de la carga que arrastrara la locomotora, aplicaban manivela para que unas zapatas confeccionadas en madera  presionaran  contra las ruedas de los vagones.

Este trabajo lo tenían que efectuar en colaboración con el maquinista y fogonero, pero como la distancia, ruido, y meteorología, no permitía ningún dialogo, las ordenes la daba el conductor de la locomotora a toques de silbato.

Si de por sí era peligroso viajar en el estribo de un vagón, en una plataforma de 30 X 30 centímetros, en unos vagones en continuo traqueteo; añadan que hiciera frío o calor,  lloviera o hiciera viento; los guardafrenos eran imprescindibles para el transporte de mineral. Incluso arriesgaban más de la cuenta la vida cuando por el fallo de algunos frenos, o porque la locomotora se desbocara más de la cuenta, tenían que saltar con el tren en marcha, de un vagón a otro aplicando frenos para no descarrilar.

Su jornada laboral no tenia horario fijo. Si había barcos que despachar, al regreso de Corrales ya estaba preparado otro convoy a la espera de los guardafrenos para emprender la marcha. Las mujeres  que tuvieron maridos guardafrenos sabían que el regreso a casa de sus maridos era imprevisible, siendo habitual volver de madrugada impregnados de carbonilla y tizne.

También recuerdan los sobresaltos que les producía la visita del "llamador" y la sutileza para llamar a relevo, aporrear la ventana hasta que el reclamado ponía pies en el suelo y contestaba. Los guardafrenos y sus familias fueron muy expuestos  a que les golpearan en la ventana a horas intempestivas.

 
Este oficio, surgido con la llegada del ferrocarril, la modernidad y el tiempo se lo llevó.  Primero con la tracción diesel eléctrica y los nuevos vagones "gregg", que hacían posible el frenado hidráulico y prescindía de tan peligroso trabajo. Después, porque en 1999 circuló el último tren a Corrales.

A la memoria de Francisco Ponce Macías, guardafrenos. 

jueves, 12 de junio de 2014

CAMBIAMOS LA PORTADA


 
Os dejamos nueva foto para la portada, tanto del Blog como de Facebook, donde aparecen trabajadores de la Compañía de Tharsis y que muchos de vosotros reconoceréis.

La locomotora Nº 46, Juré, fue fabricada hacia 1930, del tipo 1-4-0 T, por la NBL (North British Locomotive company). Esta misma empresa ya había suministrado otras 19, según el inventario de locomotoras del ferrocarril de Tharsis publicado por D. Antonio Gutiérrez en la revista Maquetren.  Otras fueron adquiridas a la Dübs &  Co, del ingeniero alemán Henry Dübs, establecida en Glasgow en 1864 y principal exportador de locomotoras a Tharsis, teniendo contabilizadas las 25 primeras unidades. Aunque las Nº 26 y 27 se desconoce por ahora el nombre del fabricante.

La  NBL nació de la fusión, en 1903, de tres importantes constructores de locomotoras  establecidos en Glasgow. A propuesta de Hugh Reid, cuando era socio mayoritario de Neilson, Reid & Co,  y firme partidario de la concentración industrial, le propuso a dos empresas de la competencia unir sus activos para crear el más importante consorcio dedicado a la fabricación de locomotoras en Europa: Sharp Stewart & Co Ltd, y Dübs & Co. Surgió así la  NORTH BRITISH LOCOMOTIVE COMPANY. Donde llegaron a emplearse más de  7000 obreros y una producción anual de más de 400 locomotoras. Reid ocupó la vicepresidencia, mientras que  William Lorimer, que era director en Dübs, ocupaba la presidencia. Sus competidores a nivel mundial fueron alemanes y norteamericanos.

North British Locomotive, al igual que otras empresas europeas, se dedicaron en las dos Guerras mundiales a suministrar material para los frentes, desde obuses a tanques.

El declive de la empresa se agudiza a partir de los años 50, donde no logran adaptarse a los nuevos cambios que ya operan en los transportes, el diesel y la electricidad.  Fabricaron bajo licencia MAN motores diesel, pero no siendo tan fiables como los fabricados en Alemania, comienzan a perder mercado. Igual les ocurre con la conversión eléctrica, que la competencia les supera en las exportaciones y el mercado interior se resiente. Hasta que en 1962 la empresa se declara en quiebra.

Al cierre, su director general propuso que todos los registros fotográficos acumulados hasta entonces, contabilizados en cerca de 9000 negativos y 6500 fotografías, pudieran estar disponibles. Se depositaron en la  Biblioteca Mitchell.