jueves, 29 de enero de 2015

Recordando a las víctimas del Holocausto


La Organización de las  Naciones Unidas (ONU) surgida tras finalizar la segunda Guerra mundial constituida por 51 países, adquirieron el compromiso, entre otros, de mantener la paz y fomentar los Derechos Humanos. Para ello viene programando un día, una semana, o un año; a un asunto relacionado con el objetivo de paz y derechos humanos.
El pasado martes, 27 de Enero, ha estado dedicado, al igual que en años anteriores, a la Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto. En España, además de una celebración Institucional, colaboran distintas organizaciones: la comunidad judía, la comunidad gitana, y la asociación de españoles republicanos. 
La elección del 27 de Enero es para hacerla coincidir con el aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, el 27 de Enero de 1945, construido por el régimen nazi en Polonia. Este año, al celebrarse el 70 aniversario, se han reunido en Cracovia una nutrida representación de diferentes países acompañando a un grupo de supervivientes, que constituyen la memoria viva de los que se niegan a reconocer la barbarie.
Donde fueron asesinadas miles de personas por el único delito de tener una ideología distinta, de pertenecer a una raza distinta, o de profesar una religión distinta. Fue contra quienes profesaban la religión judía con los que más se ensañaron, asesinando a más de cinco millones.
Crearon una maquinaria de persecución por los países que arrasaron, utilizando  la propaganda para señalar a sus víctimas, declararlas indeseables y hacerlas odiosas ante el pueblo alemán, que calló y consintió. 
Ya lo refería en una homilía el sacerdote Martin Niemöller

“Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos, no pronuncié palabra, porque yo no era judío.
Cuando finalmente vinieron a por mí, no había nadie más que pudiera protestar.”

Hoy día, cuando la intolerancia y el fanatismo es noticia diaria con imágenes de sufrimiento y muerte, es bueno recordar la historia pasada para que no vuelva a repetirse.

Vivir sin libertad es la peor desgracia del ser humano. Lo decía nuestro insigne Miguel de Cervantes en "El Quijote": "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres".

jueves, 22 de enero de 2015

Imágenes de Teatro


El artículo de la semana pasada lo acompañamos con dos imágenes de grupos de teatro aficionados de Tharsis y Corrales. Ya que por esa experiencia han pasado muchas personas, no solo desde agrupaciones también desde los colegios, nuestra amiga Mari nos comentó su participación en una obra de teatro allá por los 60, junto a otras jóvenes donde hacían de ángeles.
Rebuscando entre fotos antiguas, resulta que aparecen algunas de aquel teatro, el Teatro Mari Paqui, que nos visitó en varias ocasiones.  En una de sus  representaciones, que no recordamos el título, se solicitó la colaboración de algunas niñas del pueblo, que vestidas de blanco o con trajes de comunión, dieron vida a unos ángeles muy buenos.    También hemos encontrado otras de actuaciones en el Salón Parroquial de Alosno,  que se tomarían por las mismas fechas. Aunque el Salón de Alosno se inauguró en 1958 con una obra de teatro, se utilizó igualmente para proyecciones de cine, pregones, o actuaciones diversas.

Estas fotos que ponemos les resultaran amenas a quienes se identifiquen en ellas, o reconozcan a algún familiar o amigo. 








jueves, 15 de enero de 2015

Teatro en Tharsis


Hablar de teatro en Tharsis es poderse remontar hasta finales del XIX, y relacionado con la actividad minera. Aunque hemos conocido en los años 50 representaciones al aire libre, con los espectadores acudiendo provistos de asientos,  para cualquier otra representación que no transcurriera en época veraniega donde hasta se apetecía  permanecer al sereno, el disponer de un local con una mínima infraestructura era imprescindible. Esta posibilidad se pudo realizar en Tharsis a partir de 1880. Otra cuestión es conocer si hubo representaciones y por parte de quien, para lo que es necesario investigar.
Tampoco sería de extrañar que algún grupo de aficionados representaran obras, o cómicos ambulantes llegaran hasta aquí en ferrocarril. En Corrales tenían un grupo de teatro que en 1956 acudió a  Tharsis, y siendo la misma empresa que había construido los Casinos Mineros en los tres Centros, bien pudiera fomentarse esta afición al igual que se fomentó la música, la lectura o la educación. En época no ya tan lejana, en los años 60, se creó el grupo de teatro del Club Juvenil.  
El único edificio de Tharsis que aun pervive utilizado como teatro, es el que a día de hoy permanece cerrado. Utilizado últimamente para cine y otros muchos acontecimientos: discoteca, celebraciones, espectáculos etc. Donde actuaron las  figuras del cante que gustaban entonces, o se representaron algunas obras.  
Las primeras  representaciones teatrales pudieron llevarse a cabo a finales del XIX, fecha de la  inauguración del primer Casino Minero. Aunque el equipo directivo de la Tharsis Sulphur ya tenía su Círculo privado en Pueblo Nuevo, junto a las oficinas Generales. Desconocemos si allí hubo alguna representación teatral, pero teniendo en cuenta que la población era extranjera  de habla inglesa, no deberían de existir por estos lares muchas compañías teatrales para representar una obra en inglés. Sí tenemos constatado la actuación de unos renombrados gimnastas y equilibristas, los Hermanos Carrasco en 1880, y que al parecer actuaron después en el Casino Minero.
En su libro: "Casinos de Huelva", de Miguel Mojarro, es de destacar que en fechas de inauguración, comparados con el resto de casinos de la provincia, el de Tharsis es el más antiguo, y el que sin lugar a dudas  realizaba una importante labor social. Pionero también en proyecciones de cine mudo, o donde se instalaron los primeros receptores de radio a válvulas, que hasta acudían obreros de Alosno para escuchar retransmisiones deportivas. Donde eran muy concurridos los bailes que organizaban. Donde comenzó “La Velada”, o se premiaba la asistencia y aplicación de los escolares.
Al frente de este primer Casino Minero parece que  había personas  con grandes inquietudes, como su presidente D. Serafín Gil Crespo, socio fundador de la Sociedad Colombina Onubense, a la que donó 2800 reales la Tharsis Sulphur para su constitución. D. Serafín abandonó Tharsis al poco tiempo  y fue presidente del Casino de Córdoba.


De épocas más recientes recordamos otras compañías de teatro que pasaron por aquí, como el “Teatro Mari Paqui”, donde los actores llegaban a confraternizar con los vecinos del pueblo y les ofrecían  alojamiento.
Otro teatro que nos visitó fue el “Candilejas”, pero este tuvo la desgracia que un temporal destrozó sus instalaciones portátiles, quedando a todos los comediantes en la calle. Desde la prensa se pedía que se le facilitaran locales para que estos actores pudieran seguir trabajando. Aquello fue bastante sonado, porque el temporal había provocado daños en otros pueblos.
De las obras representadas por el Club Juvenil sí existen fotos, muchas ya publicadas por Amigos de Tharsis.

Algunas de las últimas representaciones con D. Olegario haciendo de “director técnico”, donde sufría de lo lindo, porque en el último ensayo previo a la puesta en escena nos veía con fallos que ya teníamos que haber corregido. Pero después de vernos actuar se alegraba con nosotros de lo bien que había salido. Merito del que no eran ajenos  igualmente los apuntadores: Carmelo Palma o Paco Campoy.

jueves, 8 de enero de 2015

Feliz entrada de año


Daros en primer lugar la bienvenida. Que la entrada de año haya sido satisfactoria, y si además sus “Majestades” han sido benévolos pues mucho mejor.
Quienes tenéis cuenta en Facebook recibiréis, igual que nosotros, estadística de las entradas a vuestra  cuenta. En la nuestra hemos recibido hasta más de mil visitas en algunos de los artículos publicados. No sabemos si esto es mucho o poco, pero lo que sí nos demuestra es que os parece bien lo que escribimos. Os lo agradecemos, porque es lo que verdaderamente motiva a escribir, saber que lo leéis.
Aunque aquí no tenemos Jefe de redacción, ni Director, y menos, becarios; no por ello faltamos a nuestro compromiso de publicar semanalmente.
Otra tarea que hacemos es la de contestar lo más rápido posible los correos que recibimos. Entre ellos estos:
-Nos escribía  Rubén:
Estoy empezando a recopilar datos para realizar una tesis sobre las calzadas romanas en la provincia de Huelva y me gustaría preguntaros si conocéis un camino atrincherado que sale de Tharsis en dirección Alosno por la zona de Cantareras (imagen adjunta).
Nos da bastante alegría que nuestro pasado minero sea investigado para una tesis y que llegue a publicarse, para general conocimiento.
-Francisco nos escribía desde Corrobarceno (Cantabria) interesado que le enviáramos una imagen de nuestra Santa Bárbara, pues en su pueblo la tienen también por patrona y está reuniendo imágenes de las distintas Santa Bárbaras, por supuesto se la enviamos y le pedimos a cambio que nos enviase otra imagen de su patrona.
-Stefan Cramer, el geólogo alemán que trabajó en Tharsis y nos visitó hace cuatro años  junto a su esposa, nos escribe ahora desde Sudáfrica, donde desarrolla su labor para la ONG “Pan para el Mundo”.
-El nieto de José Alfonso también nos anima desde Asturias, a seguir escribiendo de nuestra historia.
-Otro nos pregunta si desde Amigos de Tharsis habíamos apoyado la Recreación de los Reyes Magos, porque entre la información que se había repartido aparecía el nombre de una "Asociación Cultural Amigos de Tharsis". A nosotros nadie nos ha consultado, pero si aparecen más Asociaciones culturales relacionadas con Tharsis,  pues estupendo. Sí le hemos preguntado a qué se dedica esta Asociación que se llama igual que nosotros, o qué publicaban, pero no ha sabido contestarnos.

Mañana viernes, nuestro amigo Ramón  presentará su último libro: "Secuencias del más adentro", a las 19 horas, en el Salón socio cultural de Tharsis.

P.D.
Nos ha entristecido mucho el vil asesinato que ha costado la vida a doce personas en Francia, por el simple hecho de ejercer la libertad y opinar de cualquier asunto. Esto es muy lamentable porque no hace más que propiciar la autocensura a la que el islam nos quiere someter. Todos, o casi todos, se darán golpes de pecho condenando este acto terrorista pero seguiremos sin querer ver el problema, que nuestras libertades,  nuestras creencias, nuestros valores, alimentan  su odio.
Descansen en paz los muertos, y los asesinos sean llevados cuanto antes ante un tribunal.


jueves, 11 de diciembre de 2014

Feliz Navidad




Pues otro año más os deseamos por estas fechas salud y felicidad.  Que tengáis una feliz Navidad en compañía de vuestros seres queridos. Y en  el nuevo año, que todo lo que planeéis os sea propicio.

Con este árbol que hemos "instalado" en el Paseo nos despedimos hasta el próximo año, que regresemos por aquí.


Lo dicho, que seáis felices.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Santa Bárbara, 2014



Según el cronista oficial de Huelva, Díaz Hierro, la simpatía popular a Santa Bárbara es antiquísima, relacionada con las peregrinaciones medievales a Santiago de Compostela, pero su devoción por los mineros fue muy posterior. Argumenta, que desde muy antiguo se invocaba a Santa Bárbara para protegerse del peligro de rayos, centellas, y terremotos; y que al ser reconocida como abogada de esos peligros naturales y más parecidos al que producen los cañonazos, o la explosión de los depósitos donde se almacena la pólvora, recurrieron a ella los militares del cuerpo de artillería. Explica igualmente, que por el uso de la pólvora que hacen los mineros, y el del riesgo que corren, fue aceptada por ellos como protectora.
 
Las primeras procesiones en Tharsis de la patrona de los mineros, tal como recuerdan nuestros mayores,  partía desde la ermita de Pueblo Nuevo, bajando la difícil pendiente, y después de pasear por el pueblo volvía de nuevo a la ermita. Pero esta primera iglesia católica de Tharsis, que asaltaron en la Guerra Civil y destrozaron todo lo que había, se quedó pequeña para acoger a los fieles que acudían a procesiones y actos religiosos, trasladándose a la Escuela Grande, a la clase de Doña Pepita.
En 1954 la Compañía se compromete a construir una nueva ermita, aunque primero lo hace en Corrales, inaugurándose en 1956. En Tharsis se coloca la 1ª piedra en 1958, con la visita del obispo Pedro Cantero y se proyecta con vivienda para el párroco y salón destinado a Cáritas. 
A esa nueva ubicación se acostumbró el pueblo, que desde entonces acompaña a la virgen cada 4 de Diciembre. Aunque otros pueblos del entorno: El Perrunal, Herrerías, La Zarza, Santa Bárbara; celebran la procesión el fin de semana para propiciar la participación.  Hasta que una segunda ermita fue construida en el Barrito y su celebración se duplicaba, pero acomodándola al calendario

Cándido Maestre escribía esto en el diario Odiel en 1958:

No hay un solo minero que en esta fecha deje de acompañar a la Patrona a la blanca ermita circundada de esbeltos e innumerables pinos que ofrecen excepcional perfume. Toda la población, sin excepción alguna se da cita en la hermosa colina para rendir pleitesía de amor y de fe a la virgen y mártir de Nicomedia. La empinada cuesta que conduce al monte se hace prácticamente soportable y es, sin duda, que la devoción y amor a la Santa allana las dificultades del terreno. Desde aquel recinto, ofrecedor de bellos paisajes compuesto por extensas llanuras y campos ubérrimos, y esencialmente cuajado de leyendas históricas…

Felicitamos a todos los que celebran esta festividad.
Os dejamos el primer vídeo que colgamos en YouTube, hace 4 años



jueves, 27 de noviembre de 2014

Tharsis. Minería y otras ocupaciones. Y 3ª Parte.

   
  

De todas las ocupaciones desarrolladas en los poblados mineros al margen de la minería, hay una que ha destacado sobre manera, las agrícolas.
Ese interés por la agricultura estaba relacionado con la tradición vivida en nuestra comarca, donde una gran mayoría de la mano de obra empleada eran trabajadores del campo; antes que  mineros, guardafrenos, o se dedicaran a poner traviesas para el tendido del ferrocarril.
Esta querencia por el campo ya lo detectaron las compañías, cuando algunos trabajadores pedían ausentarse en la época de la cosecha  para ayudar en la siega a familiares que seguían trabajando la tierra.
En un terreno pobre, y empobrecido  aun más por la actividad minera, pocas posibilidades había para, entre jornada y jornada, dedicarse a lo que muchos sabían hacer: sembrar y cultivar.

Hubieron de esperar años a que la tierra se recuperara de los humos sulfurosos que desprendían las teleras, y que desde 1853 eran la forma habitual de beneficiar las piritas de Tharsis y la Zarza.
Ya lo relata Checkland en su libro sobre la Compañía de Tharsis, que una de las aficiones de los mineros eran la caza y cultivar la tierra en un trozo de terreno, un huerto, que les había concedido la empresa.
La Compañía de Tharsis desarrolló últimamente actividad agropecuaria, aunque esto fue en la etapa de Frederic Velge, siendo Carlos Strauss el director. Esta actividad llevada a cabo en la finca de la Tiesa, estaba dedicada al engorde de ganado vacuno y a la cría de ganado lanar. Anteriormente la empresa también ocupó a los obreros en tareas de reforestación, en el cabezo Madroñal entre otros.

Pero cultivar la tierra en los alrededores de los poblados se hizo posible por una serie de acontecimientos que desembocaron en la promulgación de un Real Decreto de 29 de Febrero de 1888, por el que se fijaba un plazo de tres años para que las compañías mineras dejaran de calcinar al aire libre. Aunque para RioTinto este plazo se prolongó hasta 1907, la compañía de Tharsis se adaptó a él en menos tiempo.
Esta polémica para nada afectó al otro centro, Corrales, ya que su cometido era de almacén para suministrar la exportación.
Los prolegómenos que desembocaron en la prohibición de calcinar para que la tierra se recuperara  y nuestros antepasado pudieran dedicarse a cultivar, son bastante conocidos, y  provocaron el luctuoso suceso conocido por el "año de los tiros" en RioTinto, el 4 de Febrero de 1888; pero si nos acotamos a la Compañía de Tharsis, a la que después se van a dirigir los mineros en demanda de los huertos, dos acontecimientos de lo más importantes, desde nuestro punto de vista, se han de tener en cuenta: 1º, el acuerdo del ayuntamiento de Alosno pocos antes, prohibiendo las calcinaciones a las compañías instaladas en su término, lo que afectaban a la Tharsis Sulphur y a la Mina de cobre del Alosno, o mina del Lagunazo, de Ernesto Deligny. Acuerdo que fue revocado a los pocos días por el gobernador de la provincia. Y 2º, el Juicio Civil celebrado en Alosno en Septiembre de 1888  contra estas compañías, por la denuncia que presenta Pedro Marín Blanco.

El juicio lo preside Francisco Limón Rebollo, y la denuncia se fundamenta en los daños que los humos sulfurosos de las citadas compañías provocan en su huerta de Valdeoscuro y en la dehesa de las Silgadas. Se reclamaba una indemnización de 980 reales. Son citados los directores: Alejandro Allan por Tharsis, cuyo representante era el letrado José María Monsalves; y Ernesto Deligny por la mina del Lagunazo, y que representaba Eduardo Díaz Gómez. Comienza el Juicio sin la comparecencia del representante del Lagunazo, lo que interpretamos como el último revés que recibiera Deligny para que el Lagunazo pasara a la Tharsis Sulphur,  y la modélica planificación urbanística del Alosnito acabara en la ruina que ahora conocemos.  Otro revés sufrido por la mina de cobre del Alosno, fue que el deseado ramal ferroviario Beja-Paymogo-Tharsis fuera rechazado por el gobierno, lo que entraba en los cálculos del Lagunazo para abaratar el coste del transporte.
El juicio termina condenando a las dos empresas, lo que abre la puerta para que se les plantearan otras denuncias por idénticos daños. La Tharsis Sulphur se fue adaptando a la prohibición, y la tierra a verse libre de nubes sulfurosas que provocaban la lluvia acida. Con esta recuperación aumentó el deseo de cultivar un trozo de terreno.

No menos trascendente para acabar con las calcinaciones fue lo sucedido en RioTinto, con la descarga de fusilería del regimiento Pavía contra la población allí concentrada, donde murieron un número de personas nunca aclarado por la empresa ni por las autoridades.
Una vez que la  tierra  se vio libre de teleras comenzó a recuperarse, y los obreros a plantearse la necesidad de trabajarla ayudando así en sus economías.
Se cursaron demandas a la Dirección para trabajar un pequeño huerto en esa tierra  que se estaba recuperando.  Empezaba con esta decisión la proliferación de los huertos  que todos conocemos, delimitados por toscos paredones y toscos cuchitriles donde recoger algunos aperos. Huertos que servían igualmente donde criar gallinas o cerdos.

En su construcción se utilizó mucho material que la empresa tenía en desuso: maderos, chapas, hierros, tejas, raíles, barrenas.  También en Talleres, o en la fragua, se fabricaron herramientas y utensilios como aperos agrícolas.
Se levantaron por todas partes: por los alrededores de la escuela Grande y bajo el vacíe, o junto a la carretera del cementerio. Cercanos al puesto de trabajo, a escasos metros de las viviendas, o en lugares de paso camino de casa;  para que una vez salieras de la mina, echases un rato cultivando o sembrando lo que dictaba la temporada. También había huertos en los alrededores de la estación y del dique Pino,  o subiendo al polvorín.
Y como ese interés por cultivar la tierra no se perdía, en épocas más recientes se fueron solicitando  otros por el Matadero, por el dique Grande, junto a la chimenea Gorda, o en la cañada de Santa Bárbara. Así, el interés que comenzó para contribuir a las economías domesticas, se seguía manteniendo en la jubilación hasta que el cuerpo aguantara.
FIN