jueves, 26 de marzo de 2015

ELECCIONES EN ANDALUCÍA. ESTO ES LO QUE TENEMOS


A estas alturas ya se han publicado decenas de análisis sobre las elecciones andaluzas, y los hay para todos los gustos.
El PSOE, con la que está cayendo, ha revalidado sus 47 escaños. Sigue imperturbable sin que parezca afectarle ERES, Formaciones Continuadas, ni Griñanes o Chaves. Después de lo de Irene Sabalete no cabe duda que está instalado en el cacicato y nos consideran parte de su cortijo.
En lo que no parecen muy de acuerdo los analistas es cuando interpretan la posible desaparición del bipartidismo, y que sea bueno o malo. Ejemplos hay en la historia, en los parlamentos Europeos, y en nuestras comunidades y ayuntamientos; donde el bipartidismo ha funcionado y los países han progresado. Cuando los parlamentos son pluripartidistas  la estabilidad parece durar menos y los conflictos más. Un ejemplo, Italia en los años 70, con gobiernos de cinco partidos y crisis periódicas.
No es para sacar conclusiones,  que las elecciones del pasado día 22 propicien  el fin del bipartidismo y sus ventajas para la democracia, sin esperar acontecimientos.
Hasta el día de hoy tenemos claros ejemplos de la influencia perversa que han ejercido pequeños partidos políticos, que unido al afán de poder, a toda costa, que han tenido los grandes (PP- PSOE), han conseguido condicionar la política de Estado. Recurriendo a la demagogia, el victimismo y los “derechos históricos”, que es a lo que se dedican  el PNV, CIU y BNG, entre otros.
La salud democrática de un país no se mide porque más fuerzas políticas accedan a los parlamentos. Se mide garantizando la seguridad jurídica y los derechos individuales de todos los españoles. Que las Instituciones cumplan y hagan cumplir las Leyes. Que exista una real y efectiva independencia judicial. Después, que las Cámaras estén formadas por dos, o por cuatro partidos, es menos trascendente.

P.D.

Nuestra amiga Patricia sigue promocionando nuestra historia con nuevos recorridos por el entorno. Os dejamos dos carteles al respecto.


jueves, 19 de marzo de 2015

LIBRO DE OBREROS DESPEDIDOS Tharsis, 1878-1917. 2ª Parte


…la autosuficiencia a la que se vio abocada la Tharsis Shulphur, donde tantas personas que acudieron a trabajar sin conocimientos mineros, se convirtieron en expertos mecánicos, fundidores, carpinteros, torneros, contables, y un largo etcétera. Ni la visión ética y moral que tenían sus directivos, o la que emanaba de Glasgow.
Del análisis de las anotaciones deducimos que la Dirección se mantuvo inflexible, cortando de raíz comportamientos, o faltas, que hoy día nos parecen abusivos, pero que deben ser analizados con perspectiva histórica.
En nuestra convivencia diaria, del siglo XXI, no vendría mal que pudieran tomarse alguna de aquellas decisiones para erradicar a los indeseables que no saben convivir con las personas, pero este es otro asunto.
En el castigo de estas faltas, que no tenían que ver con el trabajo, es donde los despidos no son definitivos o por completo, pues se solía despedir por meses o por días. Incluso con multas, cuantificadas en reales, se conseguía modificar comportamientos. Tampoco se libraban de cumplir las normas de la Compañía quienes acudían a la Plaza a vender. Hay anotado el despido de un vendedor ambulante, por el motivo de: “vender mercancías faltas de peso y negarse a sufrir correctivo”.
Ni se libraban de la sanción los encargados de velar por la convivencia en el poblado, los Guardas. Hay uno despedido por: “Abuso de confianza”.

Se comprueba también que la “Audiencia” debía cumplir el papel de juzgado que impartía justicia, pues despidos cometidos por asuntos de cierta gravedad se resolvían con el perdón de los culpables y su readmisión al trabajo. Bien porque no se hubiera comprobado la culpabilidad, o por haber cumplido la pena. Ejemplos: un despedido por: Descuido en su servicio de guardafrenos, ocasionando un descarrillo de 12 vagones de hierro, (fue readmitido 5 meses después, a raíz de las declaraciones en la Audiencia). O el de un: “propagandista e instigador de la huelga” readmitido dos años después.

La empresa no practicaba la discriminación positiva, tan en boga hoy día. Que el trabajador fuera hombre o mujer, si cometía una falta era despedido o sancionado. Daba igual que la falta fuera de orden laboral, moral, o de convivencia. Hemos recopilado algunos de los motivos por las que fueron despedidas o sancionadas las mujeres. Despido que significaba abandonar la vivienda y el poblado:
Por repetidas riñas y escándalos. Por hurto. Por adulterio. Por vender mercancías con peso falso. Por presentar libreta falsa en la oficina de anticipos. Por reincidir en escándalos. Por llenar los vagones engañosamente con perjuicio de la compañía. Por robar hierros viejos y venderlos. Por abandonar a su cónyuge.
Otras veces eran sus maridos quienes pagaban con días de despido, los escándalos, peleas, o trifulcas de sus mujeres.


He aquí algunas transcripciones del apartado Detalles de las faltas cometidas, que nos pueden parecer anacrónicos para estos tiempos:

-Reincidente en embriaguez y escándalos.
-Intentar suicidarse con arma de fuego, produciéndose heridas graves en la cabeza.
-Por darle fuego a un barreno.
-Por embriaguez y riña maltratando a un portugués.
-Por alzamiento de morada a deshora y conato de violación de una doncella.
-Vender mercancías faltas de peso y negarse a sufrir correctivo.
-Por atentado con navaja contra el mozo de la fonda.
-Agredir con arma blanca a otro obrero, dentro del Casino Minero, cortándole la ropa. (Fue perdonado)
-Por cabecilla del motín de los cargueros.
-Complicado en riña con arma blanca y negarse a pagar la multa, que como correctivo le fue impuesta.
-Instigador socialista.
-Intento de violación.
-Por robo de gallina y pavo en Huerta Grande.
-Por estupro.
-Por arrancar cepas en sitios prohibidos.
-Insultar con palabras indecorosas a la esposa de un obrero, estando embriagado, a cuyo estado llega con   frecuencia, y en sus beodeces injuria a sus vecinos.
-Jugar a las chapas en horas de almuerzo.
-Vendedor ambulante por insultar a una mujer.
-Abandonar a su novia después de deshonrarla.
-Encontrarse lleno de miseria por excesivo abandono y observar mala conducta por su vicio de embriaguez.


Continuará…

Aquí termina la descripción del libro. Si han leído todos los detalles de las faltas cometidas comprobaran que no nos hemos quedado cortos al calificar el libro de muy interesante.
Hemos subido a Picasa varias páginas, con las cuales es posible formarse una opinión para exponer vuestras conclusiones. Las nuestras ya están formuladas, la expondremos en la tercera entrega. 

jueves, 12 de marzo de 2015

LIBRO DE OBREROS DESPEDIDOS. Tharsis, 1878-1917. 1ª Parte



Este trabajo en tres entregas lo publicamos en nuestro blog entre Noviembre y Diciembre del 2009, y lo hacemos ahora en Facebook para completar la información sobre el libro de "Audiencias" publicado el mes pasado.
Recordamos que a la lectura de este libro desconocíamos el libro de Audiencias.
                                    
                                                      ***********
De muy interesante se puede calificar el contenido del libro que hemos tenido la suerte de leer.
Es un libro antiguo, hecho a medida. En papel grueso y hojas cosidas, que seguramente fue impreso en el extranjero, como tantos otros de la Compañía de Tharsis. Está escrito a doble página y mide, abierto, 60 x 26 centímetros.
Como veréis por las fotos, la doble página la ocupa el título en letras góticas: Registro de los obreros que son despedidos por disposición del Sr. Director. Dividido después en seis bloques: Nombre de los despedidos. Departamentos en que trabajaban. Fecha de la orden del Sr. Director: día, mes, año. Detalle de las faltas cometidas. Tiempo por que son despedidos: por meses, por completo. Observaciones.

Hemos fotografiado algunas páginas al azar, del bloque de las faltas cometidas, y en las hojas donde aparecen más anotaciones. En los detalles de las faltas para el despido o sanción, además del autor de las mismas, suele aparece el nombre o la categoría del perjudicado; datos, ambos, que hemos borrado por cuestiones lógicas.
Consta de 197 páginas a doble cara, y cada página consta de 17 líneas para anotar otras tantas causas de despido o sanción. No todas están rellenas, incluso las hay en blanco.
El libro no presenta ninguna estructura o método para hacer las anotaciones. Se observan varios estilos de caligrafía. Quien escribía en él los empezó agrupándolos por nombres, en vez de por apellidos. Dejando debajo de cada primer registro, varios espacios en blanco, para irlos rellenando, en el futuro, por la coincidencia del nombre.
Se inicia con el primer despido, anotado el 19 de Septiembre de 1878. El último registro está fechado en 1917.
En el apartado DEPARTAMENTO EN QUE TRABAJABAN, hemos podido contar 21:
Agricultura, Albañiles, Almagrera, Calañas, Cuadras, Cuadras Nuevas, Esperanza, Fabricaciones, Filón Centro, Investigación, Lagunazo, Movimiento, Oficina de Anticipos, Sierra Bullones, Talleres, Tinto y Santa Rosa, Tracción, Vías, Vías Exteriores, Vías Interiores, Vigilancia.
Lo que se corresponde con los diferentes departamentos de la Compañía. Y de los que muchos de nosotros hemos oído hablar.
Dos conceptos básicos se reflejan en el proceder de la Compañía a la hora de aplicar sanciones o despidos.

-La disciplina en el trabajo.
-La convivencia en el poblado.

En todas las agresiones físicas producidas en el trabajo, con arma blanca o de fuego, el despido era fulminante. Cuando las agresiones eran sin armas, se tenía en cuenta la reincidencia. La Compañía disponía, incluso, una especie de tribunal llamado "Audiencia", y por el hecho de no acudir a esta “Audiencia” ya era motivo de despido.
También nos llama la atención que todos, o la mayoría de altercados, sin armas, entre obreros y jefes, se saldaba con el despido, pero a los pocos días aparecía en el apartado OBSERVACIONES: perdonado.
Otro motivo fulminante de despido era la huelga. Este hecho nos señala los conflictos tuvieron lugar.
Aparecen también obreros despedidos señalándose en el Detalle de las faltas cometidas: Internacional. Esto debe hacer referencia a afiliados a la AIT, fundada en 1864, donde corrientes marxista y anarquistas confluyeron hasta su escisión 12 años después.

(AIT. Asociación Internacional de Trabajadores. Primera Internacional. Se fundó en Londres en 1864 entre socialistas, anarquistas, y sindicalistas. La incorporación de Bakunin en 1868 provocó enfrentamientos con la corriente marxista, lo que desencadenó su expulsión y la de sus seguidores en 1876, dando lugar a dos corrientes: la marxista y la anarquista. Por los datos que manejamos, parece ser que en Tharsis fue mayoritaria la tendencia anarquista.
En una circular de 1873, La Comisión Federal de la Primera Internacional pedía apoyo para los trabajadores de Tharsis que se habían declarado en huelga, solicitando ayuda económica al resto de trabajadores en calidad de préstamo, y que dirigieran sus donativos al secretario de exteriores en Huelva, C/ Alonso Sánchez, 42. Sus escritos los solían terminar con la coletilla:”Salud, anarquía y colectivismo”)

Destacan otros muchos despidos que no tenían nada que ver con la actividad laboral, y sí con la convivencia en el poblado. No podemos olvidar la gran afluencia de mano de obra que por aquellas fechas acudían a Tharsis, desde muchos sitios de España y del vecino Portugal. Con ideas y costumbres no siempre afines.
Tampoco pasamos por alto…

Continuará…

jueves, 5 de marzo de 2015

ANDALUCÍA Y BLAS INFANTE



 
 

El pasado día 28 se celebró el día de Andalucía. Acontecimiento que se viene repitiendo desde la promulgación del estatuto de autonomía en 1980, ampliado en 2007 con el nombramiento de un musulmán como padre de la Patria Andaluza.

Tenemos  la impresión que cada año se conmemora con más pena que gloria. Si no fuera porque las instituciones asumen la responsabilidad de recordarlo, sería un festivo como otro cualquiera, aprovechado para ejercer nuestro libre albedrío.

Hasta la promulgación de la Constitución Española de 1977, la división territorial de España se había constituido en provincias. División auspiciada por  Javier de Burgos, desde su cargo como secretario de Fomento en 1833. Y si perdura desde hace más de 180 años, soportando monarquías, repúblicas y dictaduras, no es porque no haya sufrido ataques desde los separatismos, es quizás por el arraigo que tiene entre la población, al igual que los municipios. Con la aprobación de la Constitución, y por el interés de sus redactores, se empezó a considerar fundamental “la identidad histórica”.

Así como se tuvo en cuenta para la división por provincias, la comunidad andaluza surgía de los antiguos reinos de Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla; junto a 16 comunidades más, con todo lo que supone multiplicar por 17: Consejerías, Consejeros y competencias. No bastando con tales divisiones, alguna comunidad ha querido introducir otra división más, las veguerías.
 
 

En este caldo de cultivo se han potenciado los desequilibrios, las reivindicaciones de unos contra otros, el victimismo, y todos confusos con “España como concepto discutido y discutible”.

Aunque hoy días, embelesados por el buenismo internacional y alianzas varias, lo que desde un punto de vista objetivo puede tener sus repercusiones, no se nos explica, o simplemente se nos oculta, para que tomemos el camino más fácil, amoldarse al  “laissez faire”. No oponerse a lo políticamente correcto. De ahí, a considerar de lo más intrascendente que el padre de la patria andaluza sea un musulmán, o que lo fuera un miembro del Ku Klux Klan, qué más da. 

Parte de este desconocimiento es gracias a nuestros políticos, que derrochan mucha publicidad y comedia cuando sus intereses, que no los nuestros, están en juego.

Al igual que Blas Infante, su familia no reconocía su conversión al islam. Idéntico comportamiento oscurantista han tenido quienes lo prepusieron para tal nombramiento. En esto han querido acercarse al proceder del notario de Casares, que en su vida pública se cuidó de no divulgar su fe mahometana.

Esto le permitía mantener su discurso en un contexto ideológico europeo, y que el manifiesto de la Asamblea de Ronda, de 1918, avanzara en asuntos menos políticos: El himno, la bandera y el escudo.

Lean, si les parece, el trabajo de Gustavo Bueno aquí. No creemos que  nuestros próceres llegaran a preguntarse alguna vez, si en un país musulmán  hubieran permitido el nombramiento de un cristiano para un puesto similar. Lo de vidas que costaría.
 

jueves, 26 de febrero de 2015

Desalojo de la Diputación de Huelva


El pasado viernes fue noticia la intervención de la guardia civil que a primera hora se personó en este organismo provincial, así como en el SEPE, Servicio Público de Empleo, recopilando información relacionada con el programa PFEA, Programa de Fomento de Empleo Agrario. Actuación ordenada por un Juzgado de Valverde del Camino, y motivada por los graves, pero presuntos, delitos de prevaricación, tráfico de influencias, falsedad documental, malversación de caudales públicos, fraude en la contratación y desvío de subvenciones.
Por lo que ha ido saliendo en prensa, la denuncia en los juzgados de Valverde se interpuso por dos vecinos de Tharsis, uno de ellos Francisco Gómez Soria, a quien le publicamos la carta que nos había enviado denunciado una adjudicación ilegal, desde su punto de vista, de un puesto de encargado de obras concedido a un concejal del PSOE por Tharsis. 
Si lo que pedía Francisco en aquella fecha no era más que los organismos públicos funcionaran democráticamente, y se aplicara con justicia lo que la propia administración declara para otorgar puestos de trabajo: igualdad, mérito y capacidad; nada de esto debía de haber ocurrido.
Tampoco se habría dado ningún desalojo, si cuando cometida la presunta adjudicación ilegal, la propia administración y sus representantes: llámese Ayuntamiento de Tharsis, Diputación Provincial, Servicio Público de Empleo; hubieran atendido y resuelto sus quejas. Pero nada se resolvió hace dos años, y de aquellos desprecios viene ahora el sálvese el que pueda.
Para muestra lo declarado por el presidente de Diputación Sr. Caraballo: “la única persona que envió el SAE con los requisitos, es la que se contrató”. Aún cuando un documento, en poder de la Diputación, demuestra que recibió los nombres de dos candidatos.)  (Documento 1)
Tendremos que esperar, lógicamente, que este asunto acabe en sentencia si hay delito. O se archive y aquí no ha pasado nada.
Esto último no es impensable, porque desde que los políticos eligen a los jueces, la independencia judicial  se fue a hacer puñetas.
Reproducimos la carta de Francisco con las gestiones que había realizado y las preguntas que hizo. Y que  al no obtener respuestas decidió acudir a los tribunales.
                                                            
                                                  
*****************

OTRO ATROPELLO EN THARSIS     Publicado el 11 de marzo de 2013 

En el mes de diciembre del pasado año, exactamente el día 12, comenzaron las obras de Diputación, PFEA (Programa de Fomento de Empleo Agrario), destinadas a todos los pueblos de la provincia, sean del color político que sean.
Desde Tharsis, para las citadas obras, solicitan a Diputación la contratación de un Encargado de Obras. Diputación a su vez, solicita a la oficina del SAE (Servicio Andaluz de Empleo) de Puebla de Guzmán, dos candidatos para ese puesto. No pedían que fuera psicólogo, ni que tenga el carnet del PSOE, ni que sea concejal por Tharsis; circunstancias estas que concurren en el Sr. Miguel Ángel  Barreiros.  Se exigía también experiencia profesional como Encargado de Obra, y antigüedad como demandante de empleo. El seleccionado firmará contrato de trabajo por seis meses
A Diputación le envían el nombre de dos candidatos: Miguel Ángel Barreiros Jesús y Francisco Gómez Soria. Y fijan la selección para el día 7 de Diciembre a las 10,30. Pero ese día solo acude a la selección el Sr. Miguel Ángel, porque a mí nadie me notifica por teléfono, ni por escrito, que tenía una entrevista; cuando es costumbre habitual y obligatoria, ponerse en contacto con las personas que envían a una selección de puesto de trabajo.
Para más escarnio, a nadie le consta experiencia profesional alguna como Encargado de Obra del Sr. Barreiros. Sin apenas antigüedad en las listas del paro más allá de Octubre del 2012, fecha en la que fue cesado por la Junta de Andalucía como ALPE (Agente Local de Promoción de Empleo).
Como no he tenido conocimiento de este atropello hasta primeros de Marzo, he acudido a la obra que se hace en Tharsis preguntando por el Sr. Barreiros, y me dicen los trabajadores que desde el comienzo, el 12 de diciembre, hasta el pasado 6 de Febrero, aún no había hecho acto de presencia en su puesto de trabajo, por lo que ni cumple el horario ni desempeña el cometido para el que se le ha contratado. También me he personado en la oficina del SAE en Puebla de Guzmán, y he comprobado que allí tienen todos mis datos correctamente: teléfono; dirección; con experiencia profesional como Encargado de Obra desde 1989; y demandante de empleo desde el 01/11/2010.
Como nadie me explica por qué no me notificaron que debía acudir a la selección, he puesto una denuncia en el SAE de Huelva.
Creo que el Sr. Barreiros no reúne mejores requisitos que yo para ese puesto de trabajo. ¿Acaso ir en las listas del PSOE y ser concejal por ese partido es lo que valoran en Diputación?
Estas son las preguntas que le hago al SAE y a la Diputación en mi denuncia:
-¿Por qué no me han notificado desde el SAE de Puebla de Guzmán que tenía que acudir a una selección?
-¿A qué persona se le ha olvidado escribirme o llamarme por teléfono y sin embargo le ha pasado mi nombre a Diputación?
-¿No conocía la entidad de Tharsis la experiencia profesional de el Sr. Barreiros?
-¿Es legal que el Ayuntamiento acepte para un puesto de trabajo a alguien que no reúne los requisitos que ha solicitado?
-¿No debieron impugnar este nombramiento cuando tuvieron conocimiento que la selección ha sido, cuando menos, poco transparente?
-¿no están siendo cómplices  los responsables políticos de la entidad  ya que lleva desde el 12 de diciembre si aparecer por las obras?
-¿Por qué lo han ocultado, a que temen?
Y el Sr. Barreiros, que se ha dedicado durante años a promocionar el empleo, o eso se supone, ¿No siente vergüenza ajena prestándose a una selección para la que no reunía condiciones?
Es de vergüenza lo que pasa aquí, ahora me ha tocado a mí, pero mañana le puede pasar a cualquiera.
Como creo que esto es una injusticia y un atropello, además de denunciarlo en Diputación y en el SAE de Huelva, lo he puesto en manos de un abogado y lo he comunicado a la prensa. Y les he pedido a Amigos de Tharsis que lo publiquen en su página.

Tharsis 06 de Marzo del 2013

Fdo. Francisco Gómez Soria

jueves, 19 de febrero de 2015

REGISTRO DE LAS PERSONAS QUE SE PRESENTAN EN LA AUDIENCIA DEL SR. DIRECTOR Tharsis 1882-1895. Y 2ª Parte



Aparte de los  escribanos que custodiarían los libros, comprobamos que a la Audiencia se podía acudir como denunciante o denunciado, y provistos de testigos. Que otras faltas fueron notificadas por los guardas o vigilantes de la empresa. Personas con bastante autoridad, según relataba Checkland.
  
En las faltas y las sanciones volvemos a leer argumentos que nos pueden parecer curiosos, o estrambóticos si quieren, pero insistimos que han de interpretarse con perspectiva histórica.

En ellos se deduce parte de la convivencia en el poblado. También el funcionamiento de otros servicios auspiciados por la Compañía. Así, en la actuación del Director ante un conflicto matrimonial, se menciona el pleno funcionamiento de la Caja de Ahorros antes de  1888, y  por las cantidades depositadas bien pudiera haberse constituido el ahorro mucho tiempo antes de esa fecha.
La implantación en España de las cajas de Ahorro es un aporte que al parecer nos vino  desde Inglaterra. Esto al menos se dice de la primera Caja de Ahorros fundada en España, concretamente en Jerez, en 1834.

Esta es la transcripción recogida en el libro y la resolución que dicta el Director en un conflicto matrimonial que llega a la Audiencia el 25 de Septiembre de 1888:
Nombre de los que se presentan. Miguel Martín Portas. Departamento. Vías. Rosario Carrasco Gómez, su mujer. Objeto de la presentación. "Por disgustos matrimoniales, han tenido riña y escándalo pegándose mutuamente y resultando la Rosario con una fuerte contusión en un ojo. Se han separado". Resolución dictada. "El Sr. Director le persuadió con buenos consejos para que volvieran a unirse y vivan en santa paz, lo cual prometieron cumplir y por si otro día vuelven a separarse, se hace constar, que cada uno tiene derecho a percibir del dinero que está en la Caja de Ahorros a esta fecha lo siguiente: Él, Miguel, 1.466,36 reales, y Rosario 1.505,28 reales, que es lo que cada uno tiene ahora en su libreta en lo cual quedan conforme".

Otro servicio que se disfrutaba era el seguro de enfermedad, o una asociación de socorro mutuo en la que participaba la empresa y que en 1886 atiende a los trabajadores enfermos, como queda recogido en otro apunte del libro. Al parecer, y hasta donde sabemos, la prestación de socorros mutuos se reguló por una ley de Asociaciones promulgada en 1887, bajo el reinado de Alfonso XIII.

Algunos casos de prestación de socorro recogidos en la  Audiencia:
16 de Abril de 1886. "Clemente Cano Sastre, se queja de no haber recibido los socorros que le correspondían durante el tiempo que ha estado enfermo". Resolución dictada. "Se tomaron informes, resultando adeudársele 10 socorros. Que se le abonan".

Rosalía Beltrán Ramírez. "Pide socorro para su hijo enfermo, Miguel Macías Beltrán". Resolución dictada. "Se hablará al médico. Se escribió a Mr. Hughes para que informara, resultando que como era de noche y no había otra gente trabajando más próxima al montón, precisamente hay que sospechar fuesen..."
Muchos otros datos anotados en los libros relatan la historia o los conflictos vividos en el poblado:

Carlos Vela Zurita. "Complicado en la huelga del 15/12/1886 en Esperanza. Pide se le permita trabajar en la mina". Resolución dictada. "Concedido por no ser de los cabecillas".


CONCLUSIÓN

Estos libros fueron consultados por Checkland para escribir sobre Tharsis, aparte de otra mucha documentación que incluía la correspondencia entre Tharsis y la Zarza con Glasgow.  Si bien aclara que los libros, (dos) abarcan un periodo de 13 años, 1882-1895, sin embargo, el Libro de obreros despedidos abarca 39 años, 1878-1917. 

Los registros de la Audiencia debieron comenzar mucho antes, ya que la primera falta anotada en 1882, lo es con el número 325. Además de aclarar que existía otro libro anterior donde no localizan al guarda, acusado de abrir la puerta de la plaza a deshora: “no figura en el libro antiguo, por lo cual no se sabe el castigo que merece”.

Ese “libro antiguo”, anterior a 1882, quizás se haya perdido. Si a finales de los 50 no estaba disponible en Glasgow, bien pudo quedar en Tharsis, pero en el inventario depositado en el Museo no consta.

Aunque no hemos tenido posibilidad de consultar los libros de la Audiencia pero sí el de despidos, con las pocas páginas que nos facilitan tenemos que reconocer que los tres libros forman una fuente de información importante para conocer la historia de nuestros antepasados desde finales del XIX. 

Dos  libros de Audiencia depositados en la Universidad de Glasgow, cada uno de 197 páginas dobles, y 29 líneas por páginas donde escribir otras tantas faltas. Suponiendo que los dos se hubieran completado hasta la mitad. Teniendo en cuenta que  hay delitos o faltas que se describen en tres o más líneas. Y aplicando que de las páginas estudiadas nos sale una media de 12 faltas anotadas en cada página del libro. Realizamos la siguiente operación: 197/2 + 197/2 = a 197 páginas, entre ambos, donde anotar todo tipo de incidencias. Si multiplicamos 197 por las 12 anotaciones de media, nos salen 2364 casos atendidos en la Audiencia. ¿Dónde queremos llegar con este cálculo? A que en esos libros están recogidas las vivencias de nuestros antepasados, sus problemas, sus quehaceres, su adaptación a una comunidad en formación, sus frustraciones. Un retrato de cómo vivieron,  cómo se relacionaron.  

FIN.

P.D.
Continuaremos con el libro de obreros despedidos, publicado en 2009

jueves, 12 de febrero de 2015

REGISTRO DE LAS PERSONAS QUE SE PRESENTAN EN LA AUDIENCIA DEL SR. DIRECTOR. Tharsis 1882-1895. 1ª Parte


Al tener en nuestro poder copias de documentos que desconocíamos que existieran cuando escribimos sobre el Libro de obreros despedidos, vamos a retomar este tema empezando por lo que ahora conocemos,  la actuación de la "Audiencia". Actuación recogida en dos libros de registro con la decisión que adopta en cada caso el director. Aunque del libro de obreros despedidos escribimos hace unos años, y llegamos a unas conclusiones sin conocer estos otros, lo publicaremos igualmente tal cual, para una completa cronología.

El libro de Audiencia recogía todo tipo de asuntos, así como la resolución adoptada: recomendación para cambiar comportamientos, multa, o despido. Cuando la sanción era el despido se escribía en el libro de los despidos.
En 2009 tratamos este tema en nuestro blog, pero hace unos días nos entregaron documentos recogidos en  Glasgow, sede de la Tharsis Sulphur, sobre estos  libros  que complementan el de obreros despedidos y cuyas conclusiones publicamos en su día.  De estos ejemplares hemos tenido referencia por el libro de Checkland, que los había consultado para escribir: The Mines of Tharsis. Roman, French and British Enterprise in Spain,  y están depositados en la Universidad de Glasgow. 

Contienen una valiosa información que habíamos lamentado desconocer cuándo leímos el de obreros despedidos, el “decálogo” de faltas lo llamábamos, donde estuvieran recogidas los comportamientos considerados delitos o faltas,  y la sanción que comportaban. Los tres libros están relacionados, pero la Audiencia resolvía muchos más casos que no acababan en despido. 

Este  decálogo estaba recogido en dos hojas sueltas, que servirían a los escribanos del libro y a los componentes de la Audiencia para recomendar la sanción a la falta  cometida, y una vez aprobada  por el director se asentaba en el libro. Llevan el título de: Minas de Tharsis. Código penal para el régimen de las audiencias. En estas hojas se aprecia un mayor deterioro, comprensible por el continuo manejo para aplicar la pena que correspondía  a cada comportamiento. Publicamos copia de esa relación  pasada a caracteres más legibles.



Los libros que recogen  los "fallos" de la Audiencia son igual de voluminosos, según nos refiere la persona que los ha manejado: Dimensión 20 X 60 centímetros abierto; bien encuadernado, hojas cosidas. Y a doble página el encabezamiento en letras góticas: REGISTRO DE LAS PERSONAS QUE SE PRESENTAN EN LA AUDIENCIA DEL SR. DIRECTOR Y RESOLUCIÓN QUE SE DICTA. Dividido a su vez en siete bloques: Fecha de la audiencia (día, mes, año); Número de los partes; Nombres de los que se presentan; Departamento; Objeto de la presentación; Resolución dictada.
Cada doble página dividida en 29 espacios donde anotar otras tantas causas.





Otro dato que observamos es que las faltas que se sancionaban en la Audiencia con el despido, eran anotadas por persona distinta, al menos por la caligrafía, en el libro de despidos. Esto nos lleva a pensar, que aunque el libro más trascendente, el de  despidos, estuviera custodiado en un sitio, por ejemplo la Oficina General, el de las Audiencias pudiera estar en sitio distinto, o también en la oficina de Pueblo Nuevo.
Que en Glasgow existan dos libros de Audiencia también pudiera ser  que al rellenarse uno,  de 197 páginas, se comenzara a rellenar el siguiente. Otra hipótesis es que existieran dos libros y en departamentos distintos, y se irían rellenando dependiendo de donde se cometía la falta, esto es lo que menos creemos, pero despejar esta duda requiere más investigación.

El de despidos, que pudimos ver en su totalidad, aparecen varios tipos de letras, al igual que en estos, lo que indicaría que varias personas tenían acceso a redactar las incidencias, y que podían formar parte de la Audiencia.

No sabemos si para la empresa tenía importancia saber donde se registraban más o menos conflictos, al fin y al cabo todos eran sus trabajadores, pero es significativo  que el Departamento donde se producía la falta siempre aparece cumplimentado. Quizás para localizar más fácilmente al obrero y comunicarle a través de su jefe, capataz, o guarda, la decisión que se tomaba. En nuestra lectura llegamos a contabilizar 21 DEPARTAMENTOS. Departamentos, que ya dijimos, se corresponderían con los que hemos conocido hasta los años 60. Por esas fechas, a partir de 1964, los Velges, y Strauss, capitalizan la dirección de Tharsis. 
Para entonces la  Tharsis Sulphur ya había dejado de realizar actividad en otros: Lagunazo, Tinto y Santa Rosa, Esperanza, Cuadras, Cuadras Nuevas,  etc.
De la lectura de todas las anotaciones no se deduce quienes formaban parte de la Audiencia. Por supuesto el Staff directivo debía estar implicado, con el director como máximo responsable. Uno de ellos, Alejandro Allan, citado a juicio en 1888 por el asunto de las calcinaciones. Incluso algunas decisiones pudieron consultarse previamente a Glasgow.

Continuará...