martes, 28 de octubre de 2008

LA BENDICIÓN


El día de ayer aparecieron sendas noticias en la prensa local. El Mundo Huelva Noticias, sacaba el titular de: “Tharsis, vecinos exigen al alcalde las escrituras de sus fincas para evitar que las vendan a constructoras”. El Huelva Información sacaba: “Lucena del Puerto, en este Ayuntamiento la gestión del PSOE ha sido catastrófica". Aunque lo referido a Tharsis no deja de ser importante por lo que trata y porque alguien se movilice. Lo de Lucena nos parece de muchas más enjundia y desvela el meollo de la cuestión, que al enemigo político hay que asfixiarlo a toda costa. Esto ya lo ha demostrado el PSOE a lo largo de su historia, que no cree en la alternancia política, o ellos o el caos. El titular de Lucena, ¿de cuantos ayuntamientos no lo podríamos decir?. Es una correspondencia que hemos comprobado tantas veces, que tendremos que incluirla en las leyes de la física: Progre y socialista=amante del lujo y la buena vida. Pero si intentan averiguar si la buena vida ya la disfrutaban los sociatas de su peculio, comprobaran que les ha sido sobrevenida, ¡milagro de la política! Y lo celebran como una bendición. ¿Dónde irían si dejaran la política? A lo que íbamos, esta es la entrevista publicada en el diario Huelva Información.

*********************************************************
ENTREVISTA

El alcalde, que en estos momentos negocia con el Servicio de Gestión Tributaria el adelanto de partidas a las arcas municipales, afirma que desde la Diputación sólo "quieren asfixiarnos y hundirnos" Manuel Mora dice que procede de la "gente honrada" de IU, una formación que abandonó justo antes de las últimas elecciones municipales por discrepar de la política de pactos que proponían los dirigentes de la coalición de izquierdas. Desde hace un año, gobierna el Ayuntamiento lucenero junto con los concejales del PP, prácticamente familiares suyos. Sin apenas recursos, este alcalde independiente está intentando poner al día la "caótica" gestión municipal que arrastra de la etapa socialista.


-¿Podría usted explicarnos por qué se marchó de IU?
-Cuando militábamos en este partido nos encasillamos dentro del sector crítico. El primer contratiempo serio que tuvimos fue cuando apoyamos al alcalde de Manzanilla, Manuel Pérez. Nosotros no comprendíamos que pudiendo gobernar este Ayuntamiento, se lo tuviéramos que entregar al PSOE. Ni entonces ni ahora entendemos el llamado 'Pacto de progreso'; desde mi punto de vista, ese acuerdo se debe ratificar sólo cuando se den las circunstancias adecuadas y nunca hacerlo extensible a nivel global y de forma obligatoria. Estas discrepancias nos llevó a desvincularnos del partido y desde aquel momento nos sentimos libres para pactar con quien quisiéramos.


-Por eso, usted no dudó en aceptar la propuesta del PP.
-Y lo hice nada más conocerse los resultados electorales. Además, en Lucena del Puerto la fuerza a batir era el PSOE, porque después de 24 años de gobierno socialista creíamos que ya era necesario una renovación en el Ayuntamiento.


-¿Cómo se ha encontrado usted el Ayuntamiento?
-Con una deuda galopante de más de 1.100.000 euros, con un déficit acumulado de unos 250.000 euros anuales y con 700.000 euros de inversiones no finalizadas o no realizadas de forma directa. Ante estos datos, la gestión del PSOE se puede definir como catastrófica. Me parece que alguien tenía que haber hecho un plan de saneamiento en los últimos años, porque tendrían que haberse planteado por lo menos el intentar sanear la deuda municipal para que los funcionarios pudieran seguir cobrando. Incluso tenemos embargados los tributos del Estado al 100%, lo que implica que dejamos de recibir todos los meses 35.000 euros, que es prácticamente el 90 por ciento de la nómina.


-¿No ha recibido usted ayuda económica por parte de las administraciones?
-Sólo la Diputación nos ha adelantado 200.000 euros a principios de año y este dinero nos llegó tras someter a la institución a una presión extrema. Han intentado llevarnos a la quiebra.


-En estos momentos estáis intentando, junto con otros ayuntamientos presididos por alcaldes no socialistas, que el Servicio de Gestión Tributaria os adelante más fondos. ¿Es posible?
-Claro, porque nosotros lo que pedimos es un adelanto extraordinario, porque el ordinario, que es un porcentaje de lo que se recauda en el municipio, en nuestro caso supondría sólo 9.000 euros, una cantidad con la que no podríamos ni cubrir el sueldo de los trabajadores municipales. En este sentido, te puedo comentar que a principios de 2006, desde el Servicios de Gestión Tributaria se le otorgó a la anterior alcaldesa de Lucena un adelanto de 650.000 euros y en enero de 2007, otros 450.000 euros, que he tenido que pagar yo durante el pasado ejercicio. Sin embargo, nosotros, durante todo el año pasado no hemos recibido ni un euro y, a pesar de ello, hemos resistido. Esta distribución del servicio de recaudación provincial es injusta. Y más si se tiene en cuenta la grave situación por la que atraviesa este ayuntamiento, que es caótica y sin solución inmediata. Por ello, entiendo que la Diputación nos puede echar una mano y una propuesta que considero factible, y que se la vamos a proponer, es que nos adelanten la recaudación de 25 años.


-¿No le parece a usted que esta propuesta es un tanto arriesgada?
-No, porque es un crédito y nosotros vamos a pagar los intereses. Además pondríamos en marcha un plan de saneamiento y estabilidad municipal. El equipo de gobierno está buscando soluciones que, en algunos casos, son imaginativas, pero es que la situación de este Ayuntamiento no es normal, está en quiebra, pero no desde ahora sino desde hace diez años.


-Si desde el Servicio de Gestión Tributaria, vamos desde Diputación, no se accede a vuestras peticiones, ¿usted sería partidario de abandonarlo?
-Ahora ya cobramos el canon agrícola con nuestros propios recursos y el recaudar los tributos sólo sería cuestión de dar un paso más. Lo que no estoy de acuerdo es que con el dinero de Lucena se financien otros ayuntamientos y no este pueblo. Si se ayuda a otras localidades, a Lucena también. Es flagrante que a Villalba se le adelante 900.000 euros, a Escacena se le dé una cantidad por encima de su recaudación y a Calañas se le mantenga, mientras que a otros ayuntamientos, como el mío, a lo único que aspiran los responsables de la Diputación, es a asfixiarlos económicamente, a hundirlos.


-Desde el pasado mes de junio está cerrado el Servicio de Atención al Inmigrante en el pueblo. ¿Ha realizado usted alguna gestión para solventar esta problemática?
-No he hecho ningún intento de acercarme a la Junta porque el mismo camino hay entre Huelva y Lucena que desde Lucena a Huelva. Desde la Delegación del Gobierno andaluz no se han puesto en contacto conmigo, pero sí han tenido que responder al Defensor del Pueblo y explicarle por qué no subvencionaron este servicio durante los años 2005 y 2006, a pesar de que entonces gobernaba el Ayuntamiento un alcalde socialista. Aparte del recurso que nosotros hemos presentado y que también tendrán que contestar, así como de las acciones legales que pudiéramos emprender y que nos las reservamos por ahora, lo cierto es que estamos hablando de los servicios básicos a una población inmigrante de unas 7.000 personas que no pueden quedarse desatendidas.


-¿Se puede resolver el problema antes de que lleguen los temporeros?
-Imposible, si la Junta no da marcha atrás, porque yo no lo voy a cambiar mi actitud. Lo único que tienen que hacer es dar una subvención para mantener abierta esta instalación.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay mucha gente q se escuda detras de unas siglas para delinquir .No creo q el ser del PSOE o PP te haga ser mejor o peor. Fallamos las personas, no los partidos.Espero que de una vez se sepa la verdad y TODOS, tanto los que han sido engañados, como sus vecinos , se mantengan unidos. La union hace la fuerza y el tiempo pone a cada unos donde se merece.

Anónimo dijo...

Parece que el asunto de los huertos se está calentando. Que se van a recoger firmas por el pueblo. Veremos cuantos firman.

Miguel dijo...

Estoy completamente de acuerdo con que fallamos las personas y no los partidos, pero nos hemos preguntado ¿porque fallamos? ¿Ansias de poder, protagonismo, arrogancia? Todo ello induce al fallo, aquí les dejo algo interesante para que lo maduren:


Alfonso II, que carecía de hijos, designa como heredero a su primo Ramiro, devolviendo de alguna manera la corona al que hubiera sido el legítimo heredero de Bermudo antecesor de Alfonso ya que, tras el desastre de Burbia a manos del general Yusuf ibn Buijt y su ejército cordobés, Bermudo había decidido abandonar un trono que en realidad nunca había querido, designando a Alfonso para sucederle.

Pues bien, cuando Ramiro obtiene la corona, ya era mayorcito, debía de tener unos cincuenta años aproximadamente. Viudo de su primera esposa, de la que no conocemos nada aparte de que tuvieron un hijo llamado Ordoño, decidió casarse de nuevo y para ello se dirigió a Bardulia a buscar a su esposa, Paterna (de esta por lo menos conocemos el nombre), y en su ausencia, el conde palatino Nepociano, nuestro personaje, decidió invalidar la elección de Ramiro y autoproclamarse rey.
¡Qué satisfacción debió de sentir cuando se colocó la corona!, claro que no debió de ser mayor que el cabreo de Ramiro cuando se enteró que después de esperar tanto tiempo (Alfonso II reinó durante cincuenta y dos años) ahora venía este zoquete y sin haberle dejado estrenarla, se la había quitado. Demostrando su inteligencia y dominando su rabia, Ramiro en lugar de volver directamente a Oviedo para recuperar lo que era suyo por ley, se dirigió a Lugo donde tenía muchos partidarios y formando un gran ejército se dirigió al encuentro de Nepociano que con un ejército de asturianos y vascos quiso enfrentarse a él. El encuentro tuvo lugar junto a un puente sobre el río Narcea, se cree que a la altura de lo que hoy es Cornellana, pero comenzado el combate, Nepociano fue abandonado por sus acompañantes y tuvo que huir, pero al llegar a la provincia premoriense (comarca de Piloña) fue capturado por dos condes que lo habían perseguido, Escipión y Sonna. El castigo para el usurpador de la corona fue la pena de ceguera, castigo al uso en aquel tiempo y cuya escena se puede ver representada a menudo en los códices altomedievales en la que figura el reo de pie con las manos atadas y el verdugo que le saca los ojos con un largo hierro. Este castigo ya tenía que haberlo tenido en cuenta Nepociano pues como digo era muy corriente en la época, pero su ansia de poder debió de nublarle la memoria. Ramiro le premió además con una estancia totalmente gratuita en un convento y allí se dice que terminó sus días.
Pero si os creéis que Nepociano había aprendido la lección os equivocáis. Cuando Ramiro creyó que al fin había puesto orden, llegaron los normandos que arribaron a nuestras costas y Nepociano, que no había escarmentado, aprovechando la coyuntura de que el rey tenía que ir a defender el territorio, volvió a las andadas e involucró a dos condes, Aldroito y Piniolo para sublevarse contra el rey y de nuevo Ramiro tuvo que dejar bien claro de quien era la corona, y Aldroito perdió los ojos y Piniolo perdió algo más, su vida y la de sus siete hijos; la verdad es que Ramiro debía de estar hasta la coronilla de tanto afán por quitarle la corona.

Y yo me pregunto, sabiendo el tipo de castigos que se imponían por conspirar y que entonces no se andaban con chiquitas ni había abogados que todo lo lían para sacar libre al culpable ¿cómo es que osaban intentar algo tan grave como arrebatarle la corona al rey? ¿tanta fuerza tiene el deseo de poder?, imaginaros por un momento lo que sería que te sacaran los ojos sin anestesia ninguna, ¿merece la pena tanto dolor por una coronuca de nada?. Pues aunque yo no lo entienda alguna fuerza poderosa arrastra el ansia de poder y si no que se lo pregunten a los reyes godos que la mayoría dejaron esta vida mucho antes de lo previsto por ellos, alguno incluso casi sin llegar a probarse la corona, como Sigerico al que le duró siete días, o Recaredo II que a los dos meses moría en extrañas circunstancias; era un continuo “quítate tú que me pongo yo”, pero de estos hablaremos otro día pues su historia es muy interesante.

Anónimo dijo...

Los buenos que habia se van sin formar ruido,en silencio.El asunto de los huertos traerá cola ya que hay un precedente importante con los que estaban en la zona de la S.A.L,el ayuntamiento medió en su defensa y hoy día tienen sus escrituras,¿que hará con estos de la periferia urbana si no hay una actuación social que justifique su derribo? También espero que se sepa la VERDAD,pero cuidado,hay gente que se vende por apenas nada.

Anónimo dijo...

Al ese tal miguel solo le diré que quizás tenga que seguir contando esa tan interesante historia desde algún lugar menos cómodo que el que ahora seguramente disfruta sin merecerlo. El tiempo no corre a su favor y todo no está tan bien atado como este personaje parece creer.

Anónimo dijo...

nPues si tantas pruebas hay que se presenten y asi nos enteramos todos que es lo queremos.Aqui todo el mundo sabe, pero a la hora de la verdad... callados.
Asi nos luce el pelo.

Miguel dijo...

A ese tal anónimo/a,quizás lleve razón en que en vez de estar sentado aqui con una prejubilación misera,podría estar en activo ganando mas euros pero asi fué no sólo para mi sino para todo un colectivo.La historia la seguiré contando comodamente desde este sofá.Ojalá fuera de otra manera pero el tiempo no corre a favor de nadie ante la crisis actual,pero menos para corruptos.