viernes, 15 de mayo de 2009

BRITISH EN THARSIS



Hace unos días se ponía en contacto con nosotros el señor Nick Cotton, desde Inglaterra. Nos pedía si estaba en nuestras manos facilitarle información de sus ascendientes en Tharsis.
Se interesaba por la familia Crossman, de nosotros conocida, concretamente por John y Emma. Le respondimos que sus familiares en Tharsis, o en Huelva, deberían tener la información que buscaban, y al parecer ya había contactado con ellos.
Cuando nos refirió el nombre de Emma Crossman recordábamos que hace algunos años le hicimos fotos a todas las lapidas del “Cementerio de los Ingleses”, por lo que nos comprometimos a buscarla y mandársela, cosa que hicimos. En cuanto a John, la gestión que hemos hecho, y así se lo hicimos saber, es solicitar una partida de defunción, para enviársela el día que la consigamos.
Este asunto pone de relieve, una vez más, las escasas posibilidades de investigar nuestra historia. De acuerdo que en Tharsis no nos señalamos por interesarnos por nuestro pasado, sino todo lo contrario; pero no es menos cierto que desde el Ayuntamiento no se facilita la labor.
De la inauguración del Museo nos hemos felicitados todos, porque allí tenemos un sitio donde exhibir con orgullo a qué se dedicaron nuestros padres o abuelos. Lastima que cada vez contemos con menos recuerdos de nuestro pasado minero, por la desidia, apatía, y pasotismo, no solo de quienes gobiernan.
Aquí volvemos a repetir lo que otras veces nos habéis escuchado, y sin temor a ser cansinos decimos: que los miles de documentos que se guardan en el Museo deberían ser catalogados, clasificados. Y aunque la demanda de hijos del pueblo por bucear en esos legajos sea más bien escasa, o nula, no debemos olvidar que sí hay personas interesadas por investigar sobre la Compañía de Tharsis.
Que de los libros más interesantes que se han escrito sobre Tharsis, es el de Checkland S G: The Mines of Tharsis. Roman, French and British enterprise in Spain. Londres, 1967. Pero está en inglés. No creemos que el coste de traducirlo y editarlo le supusiera al Ayuntamiento mucho sacrificio. Lo único requerido es un mínimo de interés, porque hacer gestiones ante Diputación, Ingenieros y Peritos de Minas, o Cajas de Ahorro, no es requerirle un esfuerzo sobrehumano. Y es que esas entidades financian ediciones de muchos otros asuntos, y no creemos que se negaran a financiar este conocido libro, con la importancia que ha tenido la minería para la provincia de Huelva en general, y para nuestro Andévalo en particular. De modo que pedirle a la Corporación que haga algo a este respecto es de justicia.
Entre nuestros papeles tenemos una relación de los extranjeros que vivían en Tharsis en 1887, la mayoría portugueses y británicos. Esta relación se la hicimos llegar al señor Cotton por si algunas de las personas pudieran estar emparentadas con sus ascendientes, con el ruego por nuestra parte, que nos pasara los nombres a letra impresa. Esta es la relación y la foto del documento.

Alexander Allan
Emily Caldwell
Jessie McKellar
Jane McFarlane
John McMillan
Georgina Haynes
James McMillan
William Rutherford
Jeannie Cook
Robert Hughes
Jane Evans
Charles Courtney
Marion Tattersfield
John R. Blanco
Amelia McKenrick
Edward Moore
Charles Brown
James Kerr
Helen Dunsmore
James Lundie
Henry Eaglesham
John Breen
David C. Thorn
Friedrich C. Müller
Thomas E. McKenzie





También nos consta que este asunto de confeccionar el árbol genealógico es una actividad bastante corriente, que ocupa a muchas personas por todo el mundo. En Internet hay páginas, nos dicen, muy interesantes. Sabemos también que el Sr Cotton ha llegado, investigando la procedencia de su familia, a 300 años atrás, lo cual no negaran que es muy interesante.
Si alguien quiere ponerse en contacto con este señor que nos lo diga y le daremos su dirección de correos


*********



¿ULTRAJE A LAS INSTITUCIONES?

¿Pero quien levanta semejante infundio, quien dice que se ha pitado e insultado al himno y al Rey de España? Menos mal que nuestra Vice Vogue ha dejado las cosas claras, demostrando que eran cuatro gatos los que pitaban e insultaban en el partido de fútbol entre el Barcelona y Atletic de Bilbao. La que habéis liado malandrines, agoreros, fachas tenéis que ser.
Maria Teresa, vosotros gente progre, de izquierda de toda la vida, no tenéis que demostrar que defendéis y respetáis las instituciones, si ya lo sabemos, si nos lo habéis demostrado siempre. Por ejemplo: Cuando el crimen de estado de los GAL, o el saqueo de los fondos públicos por Roldan y otros; con qué valentía se levantó Zapatero de su escaño de Diputado para pedir dimisiones, depuraciones, y cárcel para los culpables. Si aún recordamos cuando fue a visitar al Mohamed, que no se dejó fotografiar delante del mapa que nos incluía en el Islam. O lo bien que se lleva con su colegi “el monarca tan republicano”. O cuando nos dijo que sabía lo que había pasado en la masacre del 11 M. O cuando nos descubrió la esencia de su amor a España: “España, concepto discutido y discutible”, que gustazo nos dio.
Por favor, Maria Teresa, a nosotros no nos tenéis que justificar nada, sabemos que respetáis a España y a los españoles.
Estas villanías las organizan fuera de aquí, de la envidia que os tienen. Hasta a Don Mariano le quieren echar las culpas, ¡serán malignos!, con la claridad que se ha expresado don Mariano por lo ocurrido en el partido, señalando a los culpables. Con lo bien que se lleva con ZP, que comparten avión y viajes. Que jamás apuñalaría por la espalda a Maria San Gil, o a Luís Herrero, o a Esperanza Aguirre. Estos cuatro gatos que odian a España, Maria Teresa, seguro que es un comando que nos envían desde el Vaticano, porque son unos retrógrados y no entienden de nuestras medidas progresistas del mundo mundial. De nuestra barra libre del aborto. De nuestra píldora gratis posjodienda. Pues tú, el próximo partido de la selección, lo llevas a Bilbao, invitas al Rey y a ZP, para que estos agoreros no te acusen de sordera.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimados señores:

Estaría interesado en información historica sobre el cementerio ingles que teneis en vuestra localidad, os agradecería si teneis algo que mo lo mandarais a mi email: niteitor@hotmail.com

Un cordial saludo.

silvia dijo...

Quería saber algo y no se si me hemetido en el sitio adecuado.
Mi abuelo trabajó en las minas de Tharsis
se llamaba John Cotton y me gustaría saber si hay alguien por allí que se apellide Cotton o que tenga información sobre él. Muchas gracias

Amigos de Tharsis dijo...

Silvia, no sé desde donde escribes, pero con nosotros se puso en contacto el Sr. Nick Cotton desde Inglaterra interesándose igualmente por los británicos que trabajaron en Tharsis.
El apellido Cotton, que yo sepa, no lo lleva nadie de Tharsis, si lo han llevado antes lo ignoro.
Igualmente te digo que el año pasado se editó el libro: "In Loving Memory", sobre los cementerios británicos de Huelva, incluido el de Tharsis. No recuerdo haber leído ese apellido en el libro, pero si lo repaso y lo encuentro ya te informo.
Saludos. José Gómez

Anónimo dijo...

Muchas Gracias por contestarme. Yo soy de HUelva, aunque vivo en Gibraleón. Mi abuela María Vázquez Dominguez, trabajó de enfermera por aquella zona en los años x hasta el 18 0 19. Tuvo un hijo de John Cotton.
El otro día busqué en internet Nick Cotton y me salía uno recientemente fallecido.
No teneis telefono de ese Nick que os llamó, alguna referencia para yo ponerme en contacto con el?
Sería de mucha ayuda. De nuevo gracias

Anónimo dijo...

Se me olvidó decir que, JOHN COTTON, mi abuelo era ingeniero de minas o algo así, seun me informan. ¿Hay algun listado, registro de ingleses que trabajaron en minas de esa zona?

nick dijo...

JOHN COTTON, mi abuelo era contador de Zalamea la Real. John nació en 1889 en Peckham, Camberwell, Londres, Inglaterra. Murió en 1975 en Twickenham, Middlesex, Inglaterra. John se casó con HILDA REID hija de ROBERT REID y EMMA VICTORIA CROSSMAN el 24 oct 1919 en Consulado General Británico, Sevilla, España. Hilda nació en 1900 en Tharsis, Huelva, España. Murió en 1984 en Woking, Surrey, Inglaterra. John y Hilda tuvieron los hijos siguientes: JOHN COTTON nació en 1920 en Tharsis. Murió en 1998. MARGARET COTTON nació en 1922 en Barcelona. Ella murió en 2005. José Gómez tiene mi dirección de correo electrónico.

silvia dijo...

Me he quedado fría, por favor, estamos hablando de las mismas personas. Hilda, era la mujer de mi abuelo. Mi padre no llevaba su apellido, se llamaba Juan, pero el pueblo mucha gente le llamaba así porque sabían que mi padre era hijo de John Cotton. Mi abuela murió y mi padre no quiso hablar de aquello. Pero tengo una carta de Hilda a una amiga Isabel Caballero que se la dio a mi padre, por si él quería saber algo más, en la que había una dirección y una foto de los hermanos de mi padre que aún conservo. Sería extraño que no lo fueran puesto que los nombre coinciden. Qué alegría me da pensar que hay alguien por ahí que es familia, aunque no pueda verlos.
Gracias a l@s que llévais esta web.

nick dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amigos de Tharsis dijo...

Silvia, espero que hayas leído el comentario de Nick Cotton.

Silvia Cotton Díaz dijo...

Hola Nick y Hola a José Gómez. Por supuesto que le enviaré encantada tanto la carta como la foto que tengo, de los que yo supongo son Margaret y y John. Si es tan amable José Gómez de darme un correo electrónico. Se lo enviaré todo sin falta. Muchas gracias por la atención.

Amigos de Tharsis dijo...

Silvia, esta historia de tu familia y la de Nick me parece muy interesante, y esa carta y esas fotografías que tú tienes pueden poner cara y sentimientos a vuestros antepasados. Creo que una vez que entréis en contacto se aclarara algunas incógnitas tantos años ocultas.
Por supuesto, que una vez que tengáis la explicación a esta bonita historia, nuestros seguidores estarán encantados de conocer y es lo que yo os solicito.
Si te pones en contacto con nuestro e-mail: amigosdetharsis@gmail.com te facilito el de Nick Cotton, o si él lo quiere hacer público en el blog.
Saludos. José Gómez

Silvia Cotton Díaz dijo...

Gracias José, me encantará escribir algo sobre este asunto una vez que tengamos algo más concretada la historia. Sobre todo porque nunca olvidaré, pase lo que pase, que fue a través de este blog por el que tanto Nick como yo nos topamos. No me cansaré de alabar vuestro trabajo. Pero lo que sí quiero comentarte es que suceda lo que suceda, he conocido a unas personas estupendas como son Nick Cotton y María Gallardo Cotton. Así pues, siempre gracias por vuestro interés y desearos suerte con las instituciones, que no siempre están a la altura de las necesidades de un pueblo, para que os apoyen y os motiven a seguir llevando éste blog y la asociación Amigos de Tharsis, cuya labor es de un valor incalculable.
Muy pronto espero hacer una visita a tu pueblo. Un abrazo

Anónimo dijo...

I visited Tharsis on Monday 5th June 2017, so the Museum was not open. I live in Calstock, Cornwall, England. There is a big house, in the village, built in the 1860s or 1870s called Tharsis. Thomas Down was born in Calstock in 1815 and became an assayer in the local mines, and he died at the villa called Tharsis in 1879, aged 64. I think the Tharsis Sulphur and Copper company sent him out to the mine to work with Henderson on the 'wet process' for producing copper, and he reported to the 1873 Annual General Meeting of the Tharsis Sulphur and Copper company that reserves were good.

Can you tell me anything about him? His son Lawrence Gulley Down died suddenly at Tharsis in 1878, aged 29, but sadly I did not find his memorial.

Amigos de Tharsis dijo...

En el cementerio de Tharsis existe una lápida con ese nombre.